Abogados Portaley   ¿Necesitas asesoramiento legal? Contacta con nosotros Contratos Informáticos
Servicio de contratos a medida, consulta nuestro servicio
Revista legal   Información sobre delitos informáticos Contacta con Abogados
Servicios legal especializado en Internet

 Servicios
 . Adecuación a LSSI
 . Consultas jurídicas
 . Protección Datos
 . Contratos
 . Propiedad Intelectual
 . Firma Electrónica
 . Defensa Jurídica
 . Reclamaciones
 Información
 . Titulares Noticias RSS
 . Titulares Noticias RSS (XML)
 . Noticias
 . Archivo noticias
 . Denuncias
 . Mapa del WEB
 . Seguridad/PGP
 Comunidad
 . Agenda
 . Boletín
 . Lista correo
 . Buzón sugerencias
 . Publica tu artículo
 . Encuesta
 . Antivirus
 . Utilidades
 . Bibliografía
 Temas
 . Portada
 . Audiovisual
 . Ciberderechos
 . Delitos
 . E-commerce
 . Estafas
 . Firma Electrónica
 . Fiscalidad
 . Hacking
 . Industrial
 . Intelectual
 . Legislación
 . Laboral
 . LSSI
 . Protección Datos
 . Seguridad
 Legislación
 . LSSI España
 . Firma Electrónica
 . Delitos I. España
 . Delitos I. Argentina
 . Delitos I. Chile
 . Delitos I. Costa Rica
 . Delitos I. Perú
 . Delitos I. Venezuela
 Jurisprudencia
 . Laboral
 Especiales
 . Biotecnología
 . Seguridad
 . Protección P. WEB
 Sobre ....
 . Sobre el sitio
 . Contacta
 . Quiénes Somos
 . En los medios


Derecho informático
LA ÉTICA EN EL DERECHO INFORMÁTICO

Última actualización 9 Diciembre 2001

Ética (del griego ethika, de ethos, comportamiento, costumbre), principios o pautas de la conducta humana, a menudo y de forma impropia llamada moral (del latín mores, costumbre) y por extensión, el estudio de esos principios a veces llamado filosofía moral.

La ética como una rama de la filosofía, está considerada como una ciencia normativa, porque se ocupa de las normas de la conducta humana, y para distinguirse de la ciencias formales, como las matemáticas y la lógica, y de las ciencias empíricas, como la química y la física. Las ciencias empíricas sociales, sin embargo, incluyendo la psicología, chocan en algunos puntos con los intereses de la ética ya que ambas estudian la conducta social. Por ejemplo, las ciencias sociales a menudo procuran determinar la relación entre principios éticos particulares y la conducta social, e investigar las condiciones culturales que contribuyen a la formación de estos principios.

Los filósofos han intentado determinar la bondad en la conducta de acuerdo con dos principios fundamentales y han considerado algunos tipos de comportamiento buenos en si mismo o buenos por que se adoptan a un modelo moral concreto.
El primero implica un valor final o summum bonum, deseable en sí mismo y no sólo como un medio para alcanzar un fin. En la historia de la ética hay tres modelos de conducta principales, cada uno de los cuales ha sido propuesto por varios grupos o individuos como el bien mas elevado, la felicidad o placer, el deber, la virtud o la obligación y la perfección, el mas completo desarrollo de las potencialidades humanas. Dependiendo del marco social, la autoridad invocada para una buena conducta es la voluntad de una deidad, el modelo de la naturaleza o el dominio de la razón. Cuando la voluntad de una deidad es la autoridad, la obediencia a los mandamientos divinos o a los textos bíblicos, supone la pauta de conducta aceptada. Si el modelo de autoridad es la naturaleza, la pauta es la conformidad con las cualidades atribuidas a la naturaleza humana. Cuando rige la razón, se espera que la conducta moral resulte del pensamiento racional.

Desde que los hombres viven en comunidad la regulación moral de la conducta ha sido necesaria para el bienestar colectivo. Aunque los distintos sistemas morales se establecían sobre pautas arbitrarias de conducta, evolucionaron a veces de forma irracional , a partir de que se violaran los tabúes religiosos o de conductas que primero fueron hábito y luego costumbre, o asimismo de leyes impuestas por lideres para prevenir desequilibrios en el seno de la tribu. Incluso las grandes civilizaciones clásicas Egipcias y Sumeria desarrollaron éticas no sistematizadas, cuyas máximas y preceptos eran impuestos por líderes seculares como Ptahhotep y estaban mezclados con una religión estricta que afectaba la conducta de cada Egipcio con cada Sumerio. En la China clásica las máximas de Confucio fueron aceptadas como código moral. Los filósofos griegos desde el siglo VI a.C., teorizaron mucho sobre la conducta moral, lo que llevó al posterior desarrollo de la ética como una filosofía.

Después de este prolegómeno histórico y etimológico, me centraré en el tema que me ha motivado acompañarlos en estos minutos, para hablarles cómo nos afecta la irracionalidad moral de algunos en el derecho informático, siendo un problema serio en esta nueva tecnología, como es llamada la materia en Europa.

La relación existente entre el Derecho y la Informática se podría apreciar desde dos ópticas: si lo tomamos desde el punto de vista instrumental, hacemos referencia a la informática jurídica, pero si lo observamos como objeto del Derecho, hemos de entenderlo como Derecho Informático.

La coexistencia de estas dos disciplinas funcionan eficiente y eficazmente, en razón a que el derecho es ayudado por la informática; no obstante lo anterior estas deben estar sometidas a ciertas normas y/o criterios globalizados, para asegurar su cumplimiento y respeto de las pautas informáticas. Efectivamente, al surgir el derecho informático como una ciencia que surge en razón de la cibernética, como ciencia que trata la relación derecho e informática desde el punto de vista del conjunto de normas, doctrina y jurisprudencia, que van a establecer, regular las acciones, procesos, aplicaciones, relaciones jurídica, en su complejidad de la informática. Pero del otro lado encontramos a la informática jurídica que ayudada por el derecho informático hace válida esa cooperación de la informática al derecho.

Poco a poco se ha abandonado la idea que la informática es pura y llanamente, la utilización de aparatos o elementos físicos electrónicos; por ello se torna improcedente, que sea juzgada por su simple exterioridad. Es una peregrullada afirmar que de las relaciones Inter subjetivas de las personas naturales o jurídicas y de entes morales del Estado, surgen reglas técnicas conectadas con el derecho, constituyendo esto, entonces en los medios para la realización de sus fines, ética y legalmente permitidos, creando principios y conceptos que institucionalizan la Ciencia Informática, con autonomía propia. Esos principios conforman las directrices propias de la institución informática y vienen a constituir las pautas de la interrelación nacional-universal, con normas mundiales supra nacional y cuyo objeto será necesario recoger mediante tratados públicos que hagan posible el proceso comunicacional en sus propios fines con validez y eficacia universal. Por lo tanto, la informática jurídica puede ser considerada como fuente del derecho, criterio propio que tal vez encuentre muchos tropiezos debido a la falta de cultura informática que existe en nuestro país.

La informática presenta a los usuarios de los PC, una serie de problemas relacionados con la ética y los valores tal como ninguna otra área del derecho lo ha hecho en el pasado. Hasta ahora, la aplicación de los conocimientos adquiridos en situaciones de dilema moral se ha limitado a lo ficticio o casos hipotéticos o a lo ejemplar, casos tipo, y por lo tanto las oportunidades de hacer el mal siempre han rondado lo teórico, con la única excepción de lo referido a las relaciones interpersonales y sociales. En la informática, las cuestiones éticas se plantean a cada segundo. Colegimos sin profundas elucubraciones: ¿Se puede leer el correo electrónico de otras personas? ¿Está bien borrar archivos ajenos? ¿Es lícito utilizar software sin pagarlo? ¿Es aceptable copiar la información producida por otros? ¿Se podrán instalar programas en los computadores ajenos? ¿O un virus? ¿Estará mal interferir en otros sistemas a través de la red? ¿Puede el funcionario o empleado judicial hacer cualquier cosa que le venga en voluntad con el computador puesto por el Estado a su disposición? Lo importante a estas preguntas es que no sólo se pueden hacer en su casa u oficina, sino que el usuario tiene el poder concreto de elegir entre el bien y el mal y la posibilidad real de hacerlo, en muchos casos sin ver cómo afecta a otras personas (lo cual disminuye invariablemente la culpabilidad, cuando no la anula por completo) y con una apreciable impunidad como se sabe ocurre en Colombia, por ausencia de una verdadera política criminal informática.

Asociados a las reglas de uso ético de una sistema informático está el conocimiento de cómo operarlo. Si analizamos el modo en que este conocimiento se adquiere en la vida real, veremos que casi siempre es previo a la consideración de sus efectos. En un escenario constructivista, por ejemplo su oficina, el incipiente informático aprende a crear, copiar, modificar y borrar archivos prácticamente sin darse cuenta, porque esas habilidades son poco menos que la base operativa de un sistema computacional, y recién después de esto descubre lo que significa tener el poder de aplicar ese saber sobre la producción ajena. Lo mismo sucede con la Internet donde es posible un anónimo y es muy tentador hacer travesuras a diestra y siniestra enviando correo electrónico o armando páginas web con contenido dudoso. No por nada los más temibles hacker, palabra tomada del inglés hack (hachar) que se aplicaba a quienes reparaban teléfonos y abrían las cajas a golpes, son a menudo impúberes, expertos autodidacta en informática, pero perfectos ignorantes del derecho ajeno.

Dificultades como éstas apuntan directamente al corazón de la didáctica de la computación: ¿Cuándo, cómo y a quién debe enseñarse a hacer aquello potencialmente dañino para un sistema de cómputos o para personas al utilizarlo? Los principios generales de ética y moral , deben tener un origen de cuna y los maestros en la escuela ofrecerán, amén de una excelente enseñanza técnica, un fortalecimiento de estos valores adecuándolos a la informática. En muchos sentidos es loable estimular la curiosidad infantil, pero ¿hasta qué punto se pude admitir que el niño tenga poder sobre un sistema, como el de la escuela, cuya integridad es vital para enseñar y aprender, antes de tener una noción más o menos clara del alcance de sus actos? Es muy frecuente en situaciones reales, tener que suspender la lección porque un alumno ha desconectado la red o su terminal, tras borrar archivos esenciales por descuido o torpeza, y cuando el docente, se inclina sobre el teclado y supera el problema, aquellos los más precoces, pícaramente están pensando "de modo que así es como se puede interrumpir la clase". Cuando no se ha formado una clara noción de lo que es ético hacer con una computadora, hasta la curiosidad más simple, puede ser el preludio de un acto doloso. No sería mala la idea recuperar en la escuela la costumbre de que los niños pidan permiso antes de hacer algo con el equipo, así lo exijo incluso a mis alumnos de pregrado hoy. Enseñar a los alumnos nociones clave de ética actual, de una forma práctica desde luego, que insista en el problema del conflicto ético, los resultados serían razonablemente exitosos. Comprender conceptos de la ética actual como la idea de bien público o cómo todo el edificio ético ha de estar construido en la igualdad de oportunidades, serían perfectos para desarrollar un sentido de responsabilidad social en informáticos, abogados e ingenieros El conocimiento es una vía directa hacia el poder, pero quien sabe hacer algo tiene que tener primero en claro en qué casos debe hacerse y en qué casos no; sus sentimientos y reflexión sobre el concepto de responsabilidad deberá imperar.

Ahora bien, superada la primera etapa del hombre, su formación académica y solidificación de principios y valores, pasaremos a hablar de las implicaciones que tienen las nuevas tecnologías al servicio de los individuos. Gracias a la Internet, disponemos por primera vez de medios globales de comunicación a precios ridículos y por ello se ha masificado su uso, paulatinamente está ocurriendo en Colombia, por cierto ocupa un lugar preferencial en Latinoamérica después de México, Argentina y Brasil. La red es una parte cada vez más importante de nuestras vidas y esa tendencia sólo va a incrementarse en el futuro, con la ayuda directa del Estado. Es muy importante evitar que Internet se desarrolle solamente desde patrones económicos y lo ideal sería que la red continué siendo un espacio propio y diverso, una espacio único que sea diferente a los medios de comunicación de masa o a un inmenso centro comercial, pero también deben existir normas, no sólo legales, sino éticas también principalmente, pues la guerra del libre mercado hacen superar muchas veces el límite de lo ético.

Es necesario que nos enfrentemos a la tendencia de mercantilizar la Red ¿Cómo hacerlo? Considero que todo descansa sobre dos pilares: diversidad y responsabilidad social. Todos los científicos tienen una responsabilidad social. La tecnología se usa en el mundo y el científico y el ingeniero han de olvidarse de la torre de marfil y recordar que sus inventos se van a utilizar de muchas formas. Muchas veces se usarán de manera contrarias a nuestros derechos y libertades. El software y el hardware se han de diseñar y montar pensando en el concepto de diversidad. Evitar los caminos cerrados, permitir que programas y maquinaria se usen de la forma más abierta y diversa posible, pero no ilimitada, permitirá una convivencia sana, armoniosa y respetuosa. No podemos olvidar que en cierto momento de nuestras vidas, un informático tendrá que plantearse, como ya lo hacen los abogados, médicos, biólogos, y físicos, si se quiere realmente desarrollar un proyecto que claramente se va a usar para menoscabar los derechos de los internáutas. ¿Puede un abogado informático con convicciones de ética, sugerirle a su cliente que instale un puerta trasera en un navegador de manera que todas las operaciones que realice con él queden registradas, para venderlas como spam o manipular datos sensibles o simplemente confidenciales, abusando del derecho a la privacidad del usuario? No resulta difícil responder rotundamente no. Otra cosa es la situación personal de cada uno y uno en cada momento decidirá qué puede y que no puede hacer, no obstante invito al auditorio a no participar en cualquier proyecto o desarrollo que implique poner en peligro las libertades y derechos de los ciudadanos, tanto a nivel oficial como en su vida particular.

Ahora bien, ya para terminar esta disertación, he de relacionarles un decálogo tipo, que se ha establecido con base a las opiniones de muchos informáticos del mundo, confluyen principios fundamentales, muchos de ellos para nosotros contemplados en nuestra magna carta como derechos fundamentales de primera generación ora conductas punibles, a continuación tenemos los siguientes:

1. Contribuiré al bienestar de la sociedad y de la humanidad: Se refiere a la calidad de vida de todas las personas, declara una obligación para proteger los derechos humanos fundamentales y respetar la diversidad de todas las culturas; en síntesis, es minimizar las consecuencias negativas de los sistemas informáticos, incluyendo las amenazas a la salud y a la seguridad.

2. Evitaré daño a otros: Daño significa perjuicio o consecuencias negativas, tales como pérdida indeseable de información, pérdida de propiedad, daño a la propiedad o efectos ambientales no deseados. Las acciones perjudiciales incluyen la destrucción intencional o modificación de ficheros y programas que conlleven una grave pérdida de recurso o un gasto innecesario de recursos humanos tales como el tiempo y el esfuerzo requerido para limpiar los sistemas de virus informáticos.

3. Seré honesto(a) y confiable: La honestidad es un componente esencia de la confianza. Sin confianza una organización no puede funciona con efectividad. El informático honesto no hará falsas o engañosas declaraciones sobre la efectividad del o los producto (s) o servicios que ofrezca.

4. Seré justo (a) y actuaré para no discriminar: Los valores de igualdad, tolerancia, respeto a los demás y los principios de justicia equitativa gobierna este mandato. La discriminación basada en la raza, sexo, religión, edad, discapacidad, nacionalidad, u otros factores es una violación expresa de los conceptos de justicia y equidad humana que no se tolerará. Las desigualdades entre diferentes grupos de personas pueden ser resultado del buen o mal uso de la información y de la tecnología. En una sociedad justa, todos los individuos tiene igual derecho a participar o beneficiarse del uso de los recursos informáticos sin distinción de raza, sexo, religión, edad, discapacidad, nacionalidad u otros factores similares.
5. Respetaré los derechos de propiedad, incluyendo las patentes y derechos de autor: La vulneración de los derechos de autor, patentes, secretos comerciales y compromisos de las licencias está prohibido por la ley casi siempre. Incluso si el software no está así protegido, tales inobservancias son contrarias al comportamiento profesional. Las copias del software sólo deben realizarse con la autorización adecuada. No se debe condonar el duplicado no autoridad de materiales.

6. Reconoceré adecuadamente la propiedad intelectual: Los profesionales informáticos están obligados a proteger la integridad de la propiedad intelectual. Específicamente, una persona no debe atribuirse el mérito del trabajo o ideas de otros, incluso en los casos en los que no han sido explícitamente protegidos, por ejemplo, con derechos de autor o patente.

7. Respetaré la intimidad de otros: La tecnología informática y de comunicaciones permite la recogida e intercambio de información personal a escala no conocida en la historia de la civilización. Existe, por tanto, un creciente potencial para la violación de la intimidad de los individuos y de los grupos. Es responsabilidad de los profesionales el mantener la confidencialidad e intimidad de los datos pertenecientes a las personas. Esto incluye tomar precauciones para garantizar la corrección de los datos, así como protegerlos de accesos no autorizados para garantizar la corrección de los datos, así como protegerlos de accesos no autorizados o accidentales a la s personas no autorizadas. Además se deben establecer procedimientos para permitir a las personas revisar sus registros y corregir las incorrecciones.

8. Respetaré la confidencialidad: El principio de honestidad se extiende a las cuestiones de confidencialidad de la información, siempre que se haya realizado un compromiso explícito de respetar esa confidencialidad o, implícitamente, cuando se disponga de información privada no relacionada directamente con las obligaciones asignadas. La preocupación ética es la de respetar todas las obligaciones de confidencialidad con los empresarios, clientes y usuarios a menos que se esté libre de tales obligaciones por la ley.

9. Conoceré y respetaré las leyes existentes relacionadas con el trabajo profesional. Se debe conocer y obedecer las leyes municipales, departamentales, nacionales e internacionales a menos que haya una motivación ética convincente para no hacerlo. (me puedo apartar de apedrear también, como lo hacen en algunos países musulmanes, a la mujer adúltera) Se debe obedecer también las políticas y procedimientos de las organizaciones en las que se participa o interviene.

10. Respetaré los contratos, acuerdos y las responsabilidades asignadas: Respetar las obligaciones contraídas es una cuestión de integridad y honestidad. Para el informático esto incluye garantizar que los elementos del sistema, proceso, producto o servicios funciona y/o son tal como se esperaba. El criterio ético del profesional es la guía final pa5ra decidir si continuar o no; culaqui4ra que sea la decisión uno debe aceptar la responsabilidad de las consecuencias. Sin embargo realizar tareas en contra de la opinión personal. no excusa al profesional de la responsabilidad de cualquier efecto negativo.

Podría invertir mas tiempo en algunas otras explicaciones sobre la ética informática, pero en aras de la síntesis y pensando en no aburrirlos más, sólo me resta presentarles mis sentimientos de consideración y aprecio por su fina atención.

Gracias.


BIBLIOGRAFÍA

1. Código de conducta de MSN www.msn.com

2. Organización mundial de Derecho e Informática www.omdi.com

3. Encarta 2000 producto de Microsoft

4. Código de Ética Informática de la Universidad Pontificia de Salamanca España www.bocudups.fac.edu.es

5. Instituto Español de Ética Informática www.iedei.org

6. Hackers. Historias prohibidas. Revista Electrónica en Español WORLD. www.iworld.com.ar

7. Revista digital de Educación y Nuevas Tecnologías. www.nuevalalejandría.edu.ar

8. Código de Ética y Conducta Profesional de la Academia Mexicana de Informática. www.amiac.cm

Visite mi web site: www.tolinet.com.co/alediaganet/index.htm

Email: alediaganet@hotmail.com

Lea mi libro: ELEMENTOS DE LA INFORMÁTICA JURÍDICA

 

ALEXANDER DÍAZ GARCÍA

 
   . Información adicional sobre Protección de datos visite:

   .Artículos y noticias sobre Protección de Datos

   .Información sobre cómo cumplir Protección de Datos

   .Asesoramiento legal en Protección de Datos de Abogados Portaley.com

 



Datos identificativos - Delitos Informaticos .com
Abogados Portaley.com - Contratos Informaticos .com - Aviso Legal


© Copyright 2000-2012 Delitosinformaticos.com


Gratis Servicio de noticias
Suscribir Borrado
Sus Sugerencias son bienvenidas
Pincha Aquí
¡¡Lista de correo!!
Introduzca su correo:




www.delitosinformaticos.com . webmaster@delitosinformaticos.com . Delitosinformáticos

© Copyright 2000-2001 Delitosinformaticos.com -.